Repertorio Singerhood. Il est bel et bon – Pierre Passereau

Arrancamos la sección repertorio” de nuestro blog con un homenaje a aquellas primeras polifonías francesas. La chanson es un género polifónico de la Baja Edad Media y el Renacimiento, generalmente armonizadas a tres y cuatro voces, que solían basarse en temáticas amorosas, crítica social o política.

Habitualmente su ritmo es rápido y se caracterizan por utilizar las onomatopeyas para reflejar partes de la canción y dar más ritmo a las sílabas. El compositor más conocido de este género fue sin duda Clement Janequin (c. 1485–1558) aunque hoy cede el espacio Pierre Passereau (1509–1547).

Passereau fue un reconocido compositor renacentista del que conservamos numerosas chansons, publicadas en su día por Pierre Attaingnant. Muchas de las piezas compuestas por Passereau se caracterizan por el mencionado uso de onomatopeyas, dobles sentidos y, en muchos casos, materias picantes y comentarios obscenos.

Tenemos constancia de la popularidad alcanzada por las chansons de Passereau en su época y existen escritos que hablan de la interpretación de su “Il et bel et bon” en las laberínticas calles de Venecia. Además, muchas de aquellas chansons fueron impresas en  ediciones diferentes y transcritas para otros instrumentos, algo que avala el éxito de sus composiciones en su época, probablemente debido a su sencillez y al empleo del lenguaje vulgar.

“Il est bel et bon” relata la historia de dos mujeres que mantienen una acalorada conversación acerca de sus maridos, como si del mejor programa de cotilleos de la televisión se tratase. Aquí podéis escuchar una versión interpretada por los King’s Singers.

Il est bel est bon, bon, bon, commère, mon mari, 

Il ètait deux femmes toutes d’un pays, 

Disant l’une à l’autre avez bon mari?  

Il ne me courrouce ne me bat aussi. 

Il fait le ménage,  

Il donne aux poulailles, 

Et je prends mes plaisirs. 

Commère c’est pour rire 

Quand les poulailles crient:  

Co, co, co, co, de, petite coquette, qu’est ceci? 

Una de las protagonistas pregunta a la otra si tiene un buen marido, a lo que indignada ella responde: “mi marido es guapo y bueno, no se enfada, ni me pega, hace las tareas de la casa y da de comer a las gallinas, dejándome tiempo para dedicarme a lo que me gusta”.
La réplica no se hace esperar, tachando a su compañera de pretenciosa coqueta que no deja de cacarear como una gallina.
Cacareos que podemos escuchar a lo largo de toda la obra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: