Personajes: el director de coro

El director de coro, ese personaje, emblema de nuestro ocio, guiador de nuestros pasos, y… tan raro siempre….

director-orquesta

En principio, es fácil dar una definición sobre qué es un director de coro: quien nos ayuda a interpretar una partitura coral. Pero si comenzamos a desglosar todas las pequeñas tareas que debe hacer antes de llegar al punto de mover las manos suavemente frente a su coro, nos encontramos con una buena lista.

Unas de sus más relevantes es la elección del repertorio, aquí debe desplegar y mezclar todos sus conocimientos musicales: conocer un buen número de obras de diferentes estilos, decidir qué tipo de concierto quiere (debe o puede) hacer, adecuarse al nivel y a los gustos de sus coralistas y además estar preparado para que antes o después alguien le diga que no ha acertado…

Muchas veces se convierten en esos negociadores de la policía que salen en las películas, intentando hacer acuerdos ante situaciones de riesgo. Ante un concierto de compromiso, con una pieza que hay que cantar sí o sí, sin tenores, con sopranos que se llevan mal… E intentar sacar lo mejor dando apariencia de seguridad, aunque no siempre sea real.

Otras veces son padres, controlando que no se peleen los niños, dándole a cada cual su capricho, escuchando que el tenor de la segunda fila de la derecha no se sabe su parte, aunque no se lo debas decir. Sufriendo que la contralto de turno no le gusta la segunda fila o que tenemos que cantar aquello tan bonito que siempre hacíamos con el anterior director…

Sin duda alguna, el director, como quien trabaja gestionando grupos, tiene la responsabilidad de trabajar la cohesión y la consistencia del colectivo, valorar lo importante de trabajar la empatía y el lenguaje corporal y verbal que debe utilizar con cada grupo y con cada integrante. Este puede ser un ámbito en el que los directores carecen de formación específica. El aprendizaje de lo qué hay que hacer para el correcto manejo de las relaciones, se acaba dando con el tiempo (y mucha paciencia). Eso sí, cuando este objetivo se consigue y se trabaja por mejorar la calidad de las relaciones dentro del grupo de cantantes, en ese mismo instante comienza a mejorar también la calidad musical.

Y en todo este cóctel, defender una partitura. El vínculo de comunicación entre el director, su coro y su público, que le mira fijamente a la nuca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: