Curiosidad musical 7: Tenor

Sea un tenor, tres tenores o muchos tenores… lo que les hace tales será cantar agudo. Para entendernos: son las voces finas entre los varones, con un registro que normalmente va del do3 al si4 (recuérdese que la escala 4 ocupa el centro en un piano).

Luego hay algunos que se lanzan al sobreagudo y suben al do5, sacando pecho. Falso (o falsete): en realidad al llegar a esas notas, los tenores cantan «de cabeza» (no «de pecho»), pues el cuerpo utiliza resonadores que están en la cara.

La etimología del término «tenor» se vincula con la sujeción (tenere) respecto al texto, algo a que se sometían con rigor los tenores en la música religiosa renacentista: cada sílaba se corresponde con una nota, generalmente larga y que sostenía armónicamente la obra, mientras que el resto de voces del coro (totalmente masculino por las prohibiciones de la época) podía fantasear melódicamente sobre esa misma sílaba, emitiendo dulces melismas.

Luego hay multitud de categorías dentro de la voz tenora: está el tenor lírico, ligero, lírico-ligero, dramático, heroico (siendo una de las cuerdas de coro que suele tener menos integrantes… ¿acaso no son heroicos todos los tenores?). Ya por gustos, puede añadirse la etiqueta mozartiano, rossiniano e incluso haute-contre y contra-tenor (a quienes ya dedicamos tiempo ha una de nuestras curiosidades musicales)

Un tipo sonado es el tenor lírico spinto, que es algo broncas: cuando en el siglo XIX las orquestas aumentan el número de instrumentistas, crece proporcionalmente su potencia, en detrimento del pobre tenor. Para defenderse, tipos recios como Enrico Caruso dejan de lado el virtuosismo belcantista y se concentran en el poderío bravo. Son los spintos, los que empujan (spingere) a codazos para hacerse sitio preferente. Plácido Domingo es, o era, uno de los que ocupan esa primera fila; ahora ya reconvertido en barítono.

Trasladando todas estas características a la voz de los tenores en un coro, tenemos que se trata de una voz aguda, marginada pero dispuesta a dar su apoyo al resto de cuerdas y que a la vez gusta de lucirse ante otros. Para algunos caricaturistas sin complejos, estas serían características más femeninas que masculinas. Por eso, como broma coral, es común poner en duda la virilidad de los tenores.

Caricatura coro SATB Sinclair
Ilustración: Sinclair (de acuerdo: ya la habíamos usado antes aquí, pero nos gusta reciclar)

Nada que objetar como chiste cordial y privado entre colegas. Lo importante es que quien canta emite algo más que sonido: está poniendo sus cuerdas vocales al servicio de la expresividad; transmitiendo sentimientos. Para algunos prejuzgosos, todos esos atributos son contrarios a la imagen del macho alfa. Pues bien, , esos etiquetadores deberían saber que en realidad no existe tal cosa (eso de los machos alfa es otro falsete: ver aquí), y además deben comprender que la virilidad es cosa distinta de las preferencias u orientaciones en ciertas materias. Que se lo digan a los guerreros de la Grecia Clásica, tan aguerridos como amancebados.

Con todo, y ya metidos en este jardín, no es raro encontrar coros gays. Si cantar es un acto de sensibilidad, parece que algo hay entre los homosexuales que les permite sacar con naturalidad esa expresión. Por ejemplo, particularmente brillante es el San Francisco Gay Men’s Chorus, que se atreve con cosas como esta.

El siguiente artículo de estas curiosidades musicales le toca a la cuerda de los bajos. ¿Será ese vozarrón el arquetipo viril…?

Texto: Manuel Cuadrado (tenor)
Anuncios

Un comentario sobre “Curiosidad musical 7: Tenor

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: